23/01/2019
Del sector

Abiertos los libros genealógicos del «Antiguo Pardo Español» y del «Gigante de España».

Gigante de España

A pesar de que el conejo es el único mamífero domesticado en España debido a que durante muchos siglos fue únicamente en la península ibérica donde se encontraba su hábitat natural, en contraposición no existía ninguna raza reconocida como tal en España de forma oficial.

Gracias al esfuerzo de muchos cunicultores y ASEMUCE que sufragó los numerosos estudios necesarios para que fuera reconocida oficialmente, se consiguió finalmente que dos razas españolas figurasen en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España. Catalogándose como razas autóctonas en peligro de extinción, mediante la Orden AAA/1357/2016 de 29 de julio.

Este reconocimiento era el paso previo para el desarrollo posterior del libro genealógico de las dos razas autóctonas que permitiera a los aficionados poder tener una base trabajo y un fondo de conocimiento de donde se encuentran los especímenes de estas razas y poder intercambiar reproductores para evitar las consanguinidades.

La gestión de estos libros genealógicos se ha concedido a ASEMUCE que ya ha empezado a realizar jornadas informativas en varios puntos de España para motivar la reintroducción de ambas razas, empezando también a gestionar este conocimiento en los mataderos de conejos.

Se trata de una posibilidad de mercado interesante el uso de estas razas en la oferta de productos diferenciados al consumidor, teniendo en cuenta que las razas autóctonas siempre pueden ser un reclamo si se utilizan bien. Sus parámetros productivos son diferentes y sus calidades organolépticas de la carne pueden suponer la apertura de un mercado potencial nuevo.

El «Antiguo Pardo Español» es sin duda una de las razas más antiguas de conejo y se cree que es el primer producto domesticado a partir del conejo silvestre, siendo por tanto esta raza el ancestro de todas las razas que actualmente se conocen de conejos.

El «Gigante de España», siendo quizás más conocida como raza por su nombre «Gigante», que siempre da un caché especial, es una raza creada en 1915 por Ramón Crespo al cruzar el Pardo Español con Gigante de Flandes, cosechando un gran éxito ya que se podía trabajar con un animal más productivo que el Gigante de Flandes y más pesado, y por ello con más carne, que el conejo Pardo que era el habitual de las conejeras en aquel momento.

Prosiguió con un gran éxito en las décadas posteriores pasando finalmente en la década de los 70 y principios de los 80 a ser una raza que estaba en un retroceso muy marcado, pudiéndose recuperar en parte a los trabajos de la Universidad de Zaragoza de la mano de Marina López que procedieron a crear un núcleo reproductivo de unas 200 reproductoras.

Las dos razas han permanecido hasta nuestros días prácticamente gracias al interés de unos pocos cunicultores tradicionales que ponían en sus animales frente a las tendencias de uso de animales híbridos como mejoradores de producción, a los que hay que agradecer su labor mediante la cual hay una posibilidad de futuro para ambas razas.

Acerca del autor

Oriol

Dejar un comentario

Precio conejo €/kg

Cotización Europea del conejo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, cookies de terceros de análisis y publicidad. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Para configurar pinche en el siguiente enlace: Como configurar. ACEPTAR

Aviso de cookies

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas sobre cunicultura.